Lenin y su paraíso de vidrio pintado

Cuando en 1989 por fin terminó el terror disfrazado de paraíso de la Alemania Comunista, declararía el jefe de la policía secreta (la famosa Stasi), Erich Mielke: ¡lo hice por amor, por amor a todos ustedes! No en vano dice el filósofo Alain de Botton que cuando un gobierno afirma hacer las cosas “por amor” es hora de salir corriendo. Es larga la lista de tiranos apelando al amor a su pueblo para justificar sus atrocidades y abusos: querían tan solo educarnos, paternalmente enseñarnos cómo pensar, qué decir, cómo seguir el camino verdadero de la revolución, enseñarnos a no juzgar a papá aunque se equivoque, aunque abuse y robe y mienta. Y todos sabemos que no hay mejor manera de educar a los hijos que con cuentos de hadas ilustrados a todo color.

Leer más en http://www.eluniverso.com/opinion/2017/01/20/nota/6005350/lenin-su-paraiso-vidrio-pintado

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *